La sexualidad no es sólo…

dibujosAlumnat

La sexualidad no es sólo coito, reproducción, adultez u orgasmo, ni una relación íntima con otra persona, ni el acto sexual con alguien del sexo opuesto al tuyo,…

Con estas y otras conclusiones y reflexiones que compartiré a continuación terminó el taller sobre Sexualidad que dinamicé el viernes con 22 jóvenes de 16 y 17 años en el marco del X Forum Contra les Violencias de Género que ofrecía GOGARA.                                                                                                                                   Este tipo de experiencias no deja dudas: las y los jóvenes (y todxs!) necesitan espacios en los que poder verter sus dudas, compartir miedos, saberes, experiencias, en relación a esta dimensión tan transcendente de nuestra personalidad como es la sexualidad, entendida también desde su plano emocional y social, no sólo biológico.

En una de las actividades iniciales, la propuesta fue que de forma individual escribieran la definición de Sexualidad con sus palabras y que igualmente plasmaran en un dibujo la imagen. En algunos casos, tal y como observamos en sus definiciones y dibujos,                                                                                                                                                  “Són les relaciones que poden tenir entre un home i una dona”                                               “La sexualitat és la relació que hi ha entre un home i una dona en la vida íntima i privada”.

coito      DibuixAlumnat

Se percibe un claro sesgo heterosexual y coitocéntrico proveniente de la clásica asociación de la sexualidad con la reproducción tan extendida incluso hoy en día.

La reproducción no es más que una función secundaria de la sexualidad y sería absurdo pretender equiparar sexualidad a heterosexualidad, coito o genitalidad, como intuyen algunxs compañerxs, negando la existencia de la homosexualidad, o de la masturbación, de la sexualidad en la vejez o en la infancia.

“La sexualitat és el conjunt de relacions que poden haver entre persones del mateix o altre sexe”                                                                                                                                                   “La sexualitat són totes les actituds i els actes que es fan amb la fí d’aconseguir plaer”      “Es el placer. La unión de 2 personas para encontrar el placer mutuo y la felicidad”         “La sexualitat es fer l’acte sexual, masturbación o més coses amb el cos entre dues persones” 

dibuixalumnat                                                                                                                                                            Porque la función principal de la sexualidad es la gratificación sexual y la comunicación, y a lo largo de toda nuestra vida estamos en disposición de sentir placer!

Por otro lado, en la valoración lxs chavalxs explicaron algo que hace referencia al modelo de educación sexual que predomina en la actualidad. Señalaban que las veces que les han hablado de sexualidad en el colegio o instituto, se hizo únicamente desde la prevención de las enfermedades y de embarazos no deseados, a partir de una propuesta muy técnica centrada en los peligros. Éste se trata de un modelo excesivamente sanitarizado o higienista en tanto se centra en la evitación de riesgos y relega el aspecto más afectivo, además de consolidar una concepción de sexualidad negativa y excesivamente asociada a la peligrosidad.

La metodología utilizada a la hora de abordar estos temas también es digna de mención tal y como lo recordó el alumnado. No es lo mismo que te vengan a soltar una parrafada, interesantísima tal vez, con un montón de información y chimpún, que establecer las condiciones para la creación de un espacio realmente participativo y seguro en el que lxs jóvenes puedan expresar sus temores, intereses y preguntar todo aquello que desean a partir de sus propias vivencias e inquietudes.                    Gogara trabaja mucho con la expresión corporal y el “Teatrillo” como un modo de encarnar las distintas situaciones y provocar una reflexión que parta de lo vivido y sentido. De esta forma, dedicamos buena parte del taller a reflexionar primero en grupos reducidos y después preparar una escenificación a partir de la situación de la tarjeta que repartimos a cada grupo para terminar debatiendo en plenaria.                                                                   En ellas abordamos situaciones más o menos sutiles de violencia sexual:                               El debate giró por una parte en torno a la doble moral sexual de nuestra sociedad que estigmatiza a las chicas y mujeres que expresan su sexualidad abiertamente y los jalea a ellos, “guarra y machito”. Así como la presión social de los adolescentes varones a ser activos y dar la talla, “¿Aún no has atacado?”.   En la necesidad de una responsabilidad común en el uso del preservativo y el posible chantaje emocional “si me quisieras suficiente no me insistirías en usar condón”.                                                                       También salieron temas de explícita violencia sexual como la violación y de la injusta responsabilización de ellas “se lo estaba buscando por ir de madrugada con tantos tíos y vestida así…” y recordamos que frente a la creencia de la mitificada violación en un “callejón oscuro”, la mayoría de las violaciones las ejercen agresores conocidos o familiares; incluso la propia pareja en esa pretendida “obligatoriedad conyugal”. También comentamos la idea de “calientapollas” y de cómo aceptar o desear algunos gestos y actitudes no implica consentir otros “Estaban a gusto agarradxs de la mano haciéndose caricias pero cuando él se tira sobre ella, ella no sabe si quiere continuar ni tampoco como detener la situación…”

Este tipo de talleres debería formar parte de la cotidianidad educativa si queremos sensibilizar a las nuevas generaciones y acabar progresivamente con las distintas violencias de género. Desgraciadamente, nos encontramos con que incluso está disminuyendo la dedicación a la educación afectivosexual en los centros.

Supongo que en el fondo no es extraño, además, en un contexto capitalista se requieren sujetos socialmente útiles que dediquen tiempo al trabajo y a reproducir mano de obra barata. El cuerpo debe ser desexualizado en aras de la productividad. No interesa la gratificación y el goce liberadores.

La escuela debería no olvidar su tarea de educar integralmente, incorporando aspectos, como los afectivosexuales, que fomenten el equilibrio personal y ayuden a lxs niñxs y jóvenes a convertirse en individuos sanos y con personalidad, adultxs con actitudes positivas capaces de sentir y expresar emociones, personas respetuosas con la diferencia y con un sentido crítico desarrollado. Al poder hablar con naturalidad y tener toda la información que necesitan, serían más responsables y contarían con mas herramientas para tomar el control de sus vidas y por lo tanto las mejores decisiones alrededor del sexo. La educación en sexualidad contribuye a que las y los jóvenes vivan su sexualidad de forma libre, sin vergüenzas ni miedos, a que sean menos influenciables ante la presión social y de las amistades, y a que respeten la diversidad, ayuda a estimarse y a ser ellas/los mismos/as y a que sus vidas sean en consecuencia, más saludables y gratificantes.

Aquesta entrada s'ha publicat en Coeducació, Educació Afectivosexual, jóvenes, Talleres i etiquetada amb , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s